fbpx

Escapada en auto a Talampaya y Valle de la Luna

Hace tiempo que queríamos hacer este viaje y los seis días de feriado fueron el momento perfecto para el primer road trip familiar. El destino final eran los parques Talampaya y Valle de la Luna, aunque todo lo que nos cruzamos en el camino fue igual de importante para la experiencia. Fueron muchas horas de auto para una familia no tan acostumbrada (marido + hijas de 6 y 8), ¡pero nos fue increíble! 🙂

Cuento por acá lo que hicimos día por día, ¡por si en algún momento sirve para alguien con ganas de hacer un viaje similar!

Día 1:

City Bell, Buenos Aires – Capilla del Monte, Córdoba (836km, 8.5h aproximadamente)

Salimos de City Bell a las 5.30am. Como era de esperar, eramos muchísimos los autos que partíamos para aprovechar tantos días feriados así que las 8.5h que teníamos previstas de auto a Capilla del Monte se convirtieron en 12 :O

Por suerte el entusiasmo del viaje hizo que mantuviéramos la buena onda, pero debo admitir que se hizo largo. Habíamos llevado muchos víveres y sandwiches para almorzar en el auto.

En Capilla del Monte nos alojamos en el hotel Terrazas del Uritorco. Un departamento súper amplio y cómodo con el cerro Uritorco de fondo. Re volvería.

Por suerte el hotel tenía un barcito en el que tomamos el té, nos metimos a la pile y con mi marido hasta fuimos al spa a hacernos unos masajes. No nos dio el tiempo para ir hasta el cerro, yo ya había ido y en esta oportunidad nos pareció mejor descansar un poco del viaje.

A la noche fuimos a la calle techada, emblema de Capilla del Monte, a comer a una parrilla.

¡Muy completo nuestro día para haber llegado tan tarde! 🙂

Día 2

Capilla del Monte, Córdoba – Villa Unión, La Rioja (474km, 5h aproximadamente)

Desayunamos en el hotel y tipo 10 de la mañana partimos para Villa Unión, en La Rioja.

Fueron 5h de viaje muy llevaderas. Era ruta, pero con mucho menos tráfico que el día anterior que era autopista pero llena de gente. Cargamos nafta y nos compramos unos sándwiches para almorzar en una estación de servicio en una ciudad sobre la ruta que se llama Chamical.

Llegamos tipo 15h al Hotel Cañón de Talampaya. Creo que es el hotel más lindo que hay en la ciudad. Las habitaciones y los baños eran amplios, la onda del hotel muy norteña con unos patios internos súper pintorescos. Tenía detalles como que los televisores eran de tubo, pero estaba muy bien. Como en la ciudad no hay mucho para hacer, a la tarde estuvimos en la pileta del hotel, a la noche fuimos a conocer la plaza principal muy típica con su Iglesia y a cenar a un restaurant que se llama Campo Base.

Día 3

Villa Unión – Talampaya – Aicuña, todo en La Rioja (200km en total)

Amanecimos 7am porque teníamos la excursión reservada en Talampaya a las 9.30 (y teníamos que estar 45 minutos antes). Desayunamos en el hotel y a las 8 partimos para nuestro destino, que queda aproximadamente a 40 minutos de Villa Unión.

Nosotros habíamos reservado la excursión con un mes de anticipación. Elegimos la de 4 horas en una 4×4 que tiene parte del recorrido en la terraza al aire libre. Era un poco más cara pero nos pareció que la experiencia era mucho más divertida para las chicas.

El recorrido dura unas 4 horas, con guía, y está todo muy prolijo y organizado. Talampaya es caro (pagamos alrededor de U$D 90 los cuatro), pero era uno de nuestros destinos principales.

Volvimos tipo 14h a almorzar al pueblo, a un restaurant que se llama La Palmera que no tenía mucha pinta pero comimos un pollo al disco riquísimo.

De ahí un rato a la pile y volvimos a salir para visitar Aicuña. Aicuña es un pueblito a 40 minutos de Villa Unión, que es conocido porque casi todos sus habitantes tienen el mismo apellido, porque hay muchos albinos (nosotros no vimos ninguno, ja) y porque fueron de visita Marley, Iván de Pineda, los del programa “En el camino” y más.

La estrella del pueblo es “Lo de Nelly”. Nelly vende algunas cosas para comer elaboradas artesanalmente, vinos y al parecer al mediodía también algunas empanadas o humita. El pueblo no es tan pintoresco como esperábamos, pero fue un lindo paseo.

Día 4

Villa Unión, La Rioja – Valle de la Luna, San Juan (137km, 1h)

Valle de la Luna, San Juan – Villa de Soto, Córdoba (315km, 3h)

Domingo de Pascua. Nos levantamos sin apuro, ya que teníamos la mañana libre. Desayunamos, armamos nuestros bolsos y tipo 11 partimos nuevamente.

Compramos en un almacén de Villa Unión para hacer sándwiches y fuimos directo al Valle de la Luna que estaba a poco más de una hora (el nombre oficial es Parque Provincial Ischigualasto, pero Valle de la Luna es más fácil, más popular y más poético).

Acá el recorrido es diferente porque es con guía pero en tu propio auto. Dura también unas 3.5/4h y se sale en caravana cada 45 minutos aproximadamente. Son 40km y 5 paradas en las que vas viendo diferentes paisajes y colores.

El precio por las 4 personas arriba del auto fue de U$D 12 aproximadamente (los precios son en pesos pero los convertí a dólares porque sino con inflación va a quedar desactualizado enseguida).

Es mucho más económico que Talampaya y debo decir que pensé que la infraestructura iba a ser muy básica pero no. En la base hay un museo, baños súper prolijos, una feria y había inflables para chicos. Estaba todo impecable.

Terminamos el recorrido cerca de las 5 de la tarde y partimos nuevamente en auto hacia nuestro siguiente destino. Acá hicimos un cambio de último momento: la idea era volver al hotel de Villa Unión, pero era volver hacia el norte para pasar al día siguiente otra vez por la puerta del parque. Si bien la idea del viaje era andar en auto, preferimos evitar esos tramos repetitivos. Así que el día anterior reservamos un departamento sencillo pero lindo y nuevo en una ciudad que se llama Villa de Soto en Córdoba. La elegimos por quedar sobre la ruta y por tener alojamiento disponible (el departamento lo alquilamos a la hostería Casa Ikal). Llegamos ahí a las 20h (la última media hora de ruta ya era de noche) y fuimos a un bodegón a cenar que se llama Las Amigas. Comimos milanesas con papas fritas y flan de postre, espectacular.♡

Día 5

Villa de Soto – Capilla del Monte – Los Cocos – Tanti, Córdoba (150km, 2.5h)

Último día completo de viaje y lo exprimimos al máximo.

Partimos de Villa de Soto con destino a Capilla del Monte, aproximadamente una hora y media. Ahí desayunamos y nos fuimos a visitar el Castillo del Comic. Una casona antigua con una colección particular increíble de más de 30.000 piezas. Nos sorprendió para bien y mis hijas fascinadas.

De Capilla del Monte nos fuimos a Los Cocos, más precisamente al parque recreativo El Descanso donde está el famoso laberinto.

En la entrada del laberinto hay un cartel que dice “fue creado pensando en usted con la finalidad que pase un momento de sana alegría”. Y eso hicimos, nos metimos dos veces y nos divertimos en familia.

Almorzamos en un restaurant ahí al lado que se llamaba La Estancia y de ahí al último destino: el Glamping Tica Nativo en Tanti.

Hacía tiempo que yo quería la experiencia del glamping así que estaba feliz con esta parada. Tica Nativo es el proyecto de dos hermanos que tienen cuatro domos que están muy bien. Están un poco alejados de la ruta y la llegada no es tan linda pero una vez dentro del predio es todo hermoso. Tienen pileta, huerta, espacio común con juegos y para cocinar, me encantó. A 150m está el río así que ideal para frenar y relajar.

Día 6

Tanti, Córdoba – City Bell, Buenos Aires (800km, 7.5h)

No hay mucho para contar este día porque a las 5.30 salimos de Córdoba, queríamos evitar las largas filas de personas volviendo después del fin de semana súper largo.

Por suerte, frenando y todo, a las 14h ya estábamos en nuestra casa.

Qué lindo que es irse de viaje, pero qué lindo que es también volver 🙂

Algunos comentarios extra

-Como les conté, no somos de esas personas fanáticas de la ruta. Pero nos gustaría intentarlo. Fuimos dos veces al sur en auto, pero siempre quedándonos allá varios días y después volviendo. Es la primera vez que son 6 días con trayectos de ruta.

-Felicitas, mi hija mayor que tiene 8, desde que es bebé que se marea y vomita. Así que para los días más largos por lo menos le damos Dramamine.

-Los trayectos en auto con chicos se pueden hacer largos, pero nosotros vamos intercalando. Un poco de paisaje, un poco de dibujo, otro poco de tablet. Cada una lleva su tablet y les vamos marcando períodos para usarlas, en general ⅓ del viaje la tienen permitida. También nos entretienen mucho los juegos de palabras y este viaje las dos hicieron mucha sopa de letras (las de adultos que se venden en kioskos de revistas, cada una tiene la suya y re sirve para pasar el rato).

-Para todo el viaje, usamos 5 tanques de nafta. Cargamos a la ida en Marcos Juárez, después en Villa Unión y volviendo en

Y este fue nuestro viaje. Espectacular. Quería dejarlo escrito porque muchas veces necesitamos conocer las experiencias de otros para animarnos.♡